#SinCienciaNoHayFuturo

A UN AÑO DEL BICENTENARIO

Publicado: 2020-07-29

Los números redondos suelen tener un efecto en nuestra conciencia muy particular. Pero, más allá de lo arbitrario que ello pueda tener, puede ser motivo para reflexionar sobre nuestras metas y propósitos. Dos elementos se encuentran en el centro de nuestro camino al bicentenario. El primer elemento es el anhelo de constituirnos como una República. El segundo, es la situación en la que nos ha colocado la pandemia.  

Si bien es cierto, el discurso de este 28 de julio tenía su importancia, más acuciosa resulta la pregunta ¿cómo llegaremos al 28 de julio del 2021? ¿tendremos un gobierno y un Congreso de la República que se dirijan a fortalecer las instituciones importantes del país o tendremos líderes populistas continuando con su debilitamiento? La promesa republicana parece encontrarse aún lejos por dos motivos centrales, a saber, las fuerzas antidemocráticas que buscan mantener sus posiciones de poder y la confusión respecto de lo que implica el republicanismo. Lamentablemente, el término “republicanismo” ha sido capturado por grupos conservadores o grupos emotivos que no permiten que ganemos claridad respecto de nuestros anhelos.

Por otro lado, la pandemia que estamos atravesando ha desnudado las profundas injusticias que se encontraban por debajo de la alfombra del llamado “Milagro Peruano”. Las reformas neoliberales que lo hicieron posible fueron las mismas que desmantelaron la salud público el empleo de los menos favorecidos. Parece que el bicentenario nos podría encontrar no sólo plagados de populistas, sino que también en crisis social y económica seria.

El sueño republicano de José Faustino Sánchez Carrión, atado a las exigencias de Jean- Jacques Rousseau y del Republicanismo de Kant, es el de abandonar la actitud servil, el consolidarnos como ciudadanos y tener una vida cívica sobria, austera y en el silencio del luto.


Escrito por

Alessandro Caviglia Marconi

Filósofo. Profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.


Publicado en