Estas crónicas tienen como objetivo apuntar cosas que llaman mi atención en este proceso que es la Pandemia del COVID 19 que todos estamos viviendo.
TRABAJO UNIVERSITARIO

Como es sabido, las universidades del país han pasado sus cursos a modalidad virtual. En ese proceso, los pedagogos han intentado tomar el mando de la situación y someter a su técnica a los académicos. De esta manera, los profesores, que saben bien qué hacer en situaciones difíciles, han tenido que dedicar una cantidad sobredimensionada de horas a aprender a utilizar herramientas como eñl zoom y otras plataformas. La presión de SUNEDU sobre las universidades ha aumentado la presencia en esa dirección. 

Ciertamente, el problema no radica en que los profesores tengan que dedicar horas ha aprender a utilizar herramientas que antes no conocían, sino lo desproporcionado de esa exigencia. Diera la impresión de que los profesores universitarios no supieran organizar y dictar una clase, profesores que , en muchos casos, tienen más de 10 o 20 años en las aulas universitarias.

Ciertamente, algunas universidades han sido lo suficientemente razonables, pero en otras, se ha sobrecargado a los profesores de trabajo técnico, cuando a lo que deberían de dedicarse es a la investigación y a la producción de conocimiento. Me temo que es estas circunstancias los pedagogos de muchos lugares aprovecharán para imponer su dominio sobre los académicos, cosa que será muy malo para las universidades en el país.