no tenemos planeta B

KANT Y BRANDOM: LA FILOSOFÍA COMO CONSTRUCCIONISMO

Publicado: 2019-10-30

Si seguimos el punto de vista de Robert Brandom (Brandom, 2000) respecto del lugar que tiene el trabajo de Kant en la historia de la filosofía, podremos encontrar una conexión más intensa entre la filosofía de Kant y el constructivismo. Brandom señala que lo que hace Kant. Es algo completamente inédito en la historia de la filosofía. Hasta antes de Kant, los filósofos sostenían que la razón tenía dos actividades centrales. La primera de estas actividades era enlazar juicios por medio de inferencias, de tal manera, que la razón era una facultad discursiva. Pero, al lado de esta actividad se encontraba otra de naturaleza muy diferente, a saber, la de intuir determinados principios u objetos. De esta manera, el enlace inferencial y la captación intuitiva de verdades habrían sido las dos actividades de la razón. Frente a esta visión, Kant sostuvo que la razón sólo tiene la posibilidad de enlazar juicios por medio de inferencias, pero no de intuir verdades.

De esta manera, el ataque de Kant a la metafísica trascendente es el ataque a una de las funciones atribuidas tradicionalmente a la razón. Este ataque ha sido realizado por Kant en la Crítica de la razón pura. Allí se desacredita por completo la capacidad de la razón. para tener conocimientos por medio de supuestas intuiciones. Lo que hace posible los enlaces inferenciales propios de la razón que es sólo discursiva va a ser llamado por Kant “categorías del entendimiento”. Pero estas categorías no son objetos de conocimiento. No se trata de objetos descubiertos ni de objetos inventados (como el realismo o el escepticismo sostendrían), sino de objetos construidos. Las categorías, si bien son la clave para el conocimiento teórico de los fenómenos, no son objetos teóricos, sino prácticos; y, en vez de ser conocidos, descubiertos o intuidos, son construidos. De esta manera, la Crítica de la razón pura representa un giro constructivista en todas las áreas de la filosofía, tanto en aquella orientada al conocimiento como aquella orientada hacia la práctica. Esto es así porque, al cuestionar la intuición y al entender que la única operación de la razón es la inferencia discursiva, lo que Kant hace es subordinar el uso teórico de la razón al uso práctico. De esta manera, tanto los objetos del conocimiento son construidos en tanto que fenómenos como los principios prácticos son lo son en tanto que principios o razones para la acción.



Escrito por

Alessandro Caviglia Marconi

Filósofo. Profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.


Publicado en