la mafia se reacomoda

JUECES, FISCALES Y POLÍTICOS

Publicado: 2019-04-21


El trabajo de los fiscales busca limpiar el poder judicial, y para ello saben que deben jubilar a una clase política corrupta. Ellos no responden a imperativo político alguno del ejecutivo. Leer de esa manera su proceder es completamente equivocado. Ellos buscan la profesionalización del sistema de justicia porque saben que sólo por esa vía podrán hacer carrera jueces y fiscales probos.

La clase política anquilosada en el Parlamento presenta a los fiscales como operadores políticos del ejecutivo para lograr presión mediática a fin de detener su actividad y destituirlos de sus puestos. Esta clase política sabe que los fiscales no responden a imperativos políticos, pero ella tiene intereses políticos y de orden judicial para que no desaparezca como clase política dominante y no sean procesados por la justicia. Por esa razón están cuestionando el trabajo del equipo especial a fin de lograr un acuerdo “a la chilena”, en la que nadie toca a nadie. Para lograr dicho objetivo están utilizando el suicidio de Alan García como un arma política que pretende colocar a la opinión pública en contra del trabajo de los fiscales. Esta es la razón por la que, aprovechando la sensibilidad devocional de Semana Santa, procuran producir un martirologio forzado.

La profesionalización del sistema de justicia sería lo mejor que puede suceder para fortalecer la democracia. Es como la profesionalización de la FFAA que se logró después del fin del Fujimorato. Esta profesionalización consiste en: a) el poder político no domina el sistema de la justicia y b) los asensos de jueces y fiscales se basan en la carrera y en el mérito y no en favores políticos.


Escrito por

Alessandro Caviglia Marconi

Filósofo. Profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.


Publicado en