no tenemos planeta B

GONZALO PORTOCARRERO

Publicado: 2019-03-28


La partida de Gonzalo Portocarrero no dejó de ser una sorpresa y una gran pérdida para el país. Si bien el cáncer que le aquejaba ya lo estaba deteriorando significativamente, su muerte siempre fue inesperada.

Portocarrero fue un intelectual de una importante sensibilidad que, a partir de los conceptos que venían que las ciencias sociales, se dedicó a reflexionar sobre el Perú. Su actividad intelectual la dirigió a pensar las relaciones dolorosas que marcaron el país, como fueron el racismo o la presencia de Sendero Luminoso (con su prédica de odio), entre otros temas. Pero, a la vez su espíritu lo condujo a conectar la sociología con otras disciplinas, inclusive con la poesía. Es así que en determinada oportunidad dedicó un verano a estudiar la obra poética de jóvenes estudiantes de la Facultad de Estudios Generales Letras de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Aunque no tuve la oportunidad de conocerlo personalmente, siempre vi en su obra un profundo deseo de comprender lo que más nos duele a través de una sensibilidad sumamente intensa. Es por ello que en sus últimos días decidió escribir, como dejándonos un valioso testimonio, sobre su propia experiencia con el cáncer. Se trataba de un esfuerzo tanto de dejar testimonio como de comprender ese proceso que lo conduciría a la muerte.

De esta manera, quién se ha ido ha sido un gran pensador, de gran valía, comparable con los grandes intelectuales que hemos tenido (Mariátegui, Arguedas, entre otros) como también al ubicado al nivel de grandes pensadores que tenemos en la actualidad.


Escrito por

Alessandro Caviglia Marconi

Filósofo. Profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.


Publicado en