reconoce sus orígenes

El caso Martens

EL PROBLEMA DEL PERÚ ES POLÍTICO, NO SÓLO ECONÓMICO

Publicado: 2017-08-01


Despúes del psicosocial contra la Ministra de Educación lanzado por Buters y otros tentáculos políticos del fujimorismo, viene el pedido de interpelación a la ministra por iniciativa de la mayoría fujimorista. ¿Cuáles serían los faltas de la Martens? Favorecer favorecido a su hijo de una beca del Estado. Ese tema ya ha quedado suficientemente desmentido, pero ya se bola ya corrió y la opinión pública ya aceptó esa mentira.

¿Por qué el fujimorismo ha decidido bajarle las llantas a la ministra? Se trata de una maniobra contra ella y contra el gobierno. Contra ella se tiene la venganza por el tema del enfoque de género. Como se sabe, el fujimorismo estuvo detrás de la campaña "con mis hijos no te metas" e impulsó políticamente el ataque contra la mal llamada "ideología de género".

Pero también se trata de una estrategia ofensiva contra el gobierno. Es decir, se viene de nuevo la práctica de destituir a los ministros para seguir debilitando al gobierno. Si alguien creyó que con la conversación entre Keiko y PPK el problema político se había resuelto, déjenme decirles que están muy equivocados. El problema político verdadero es que Keiko quiere ya la presidencia, y está usando toda la fuerza política que tiene a su disposición para lograrlo.

Si tomamos en cuenta que un presidente no es sólo una persona, sino todo el equipo que trabaja para él, es necesario que la presidencia tome las medidas políticas adecuadas para hacer frente al problema que tiene delante. Para ello debe tener fortaleza, imaginación y estrategia para confrontar al fujimorismo y debilitarlo antes de que Kenji lo haga desde dentro. ¿Por qué no esperar que Kenji y Alberto debiliten a Keiko? Por dos razones: a) ellos están cocinandola a fuego lento, y eso puede tardar más de lo que le demore a Keiko derribar al gobierno; y b) el proyecto de los albertista no es fortalecer la democracia, sino dominar en el fujimorismo e instaurar un régimen dictatorial.

Mientras tanto, este problema político seguirá dañando la economía. El problema económico que tenemos es derivado del problema político. El gobierno debe tomar medidas ya, porque lo que puede hacer el periodismo independiente es muy poco.


Escrito por

Alessandro Caviglia Marconi

Filósofo. Profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.


Publicado en